Vacuna para un mercado inmobiliario español enfermo

España es un gran país con una rica cultura, naturaleza, hospitalidad y, por supuesto, un clima maravilloso. No es por nada, que tantos amantes de España sueñan con su propia casa bajo ese sol radiante, quienes cegados imperceptiblemente por su belleza se dejan seducir y engañar fácilmente al momento de comprar una casa.

Que hay personas que han comprado una casa problemática en España, ya no es noticia.  Sin embargo sí hay novedades, hoy se conoce más el fondo del problema: ¿por qué la gente se mete en problemas, cuántas víctimas están afectadas y qué podemos hacer al respecto? Lo que aparece en los medios resulta ser solo la punta del iceberg. El mercado inmobiliario español está enfermo desde su estructura más profunda, por fortuna hoy podemos dar buenas noticias, los propietarios y compradores mismos han encontrado una cura.

La cultura del silencio, el miedo y la vergüenza

Existe un patrón en la forma en que se lleva a engaño a los compradores. Eso nunca salió a la luz, porque hasta ahora las víctimas nunca se habían unido e intercambiado experiencias. Hasta ahora, porque Casa Propia, la comunidad online para compradores y propietarios en España provenientes de todas las nacionalidades, llega a una conclusión impactante: el mercado inmobiliario español está dominado por una cultura de silencio solidario entre inmobiliarias y abogados, el silencio por el temor entre los propietarios hacia las posibles medidas del ayuntamiento o el de la vergüenza frente a familiares y amigos. Son estos ingredientes los que hacen posible el engaño y que pueda continuar como una perpetuo mobile durante los próximos años, simplemente por guardar silencio. Esperemos que la prensa no se quede callada.

De cara a los afectados surgen algunas preguntas, ¿Deberíamos ayudar a los vendedores de viviendas con problemas ocultando información? ó deberíamos ser honestos y asegurarnos de que los compradores conozcan exactamente lo que están comprando? Y qué pasa con los propietarios de viviendas que aún no conocen su situación?.

Juego piramidal

En cierto modo, el mercado de la vivienda es un juego piramidal en el que los compradores participan sin saberlo. ¿Como funciona? No es ningún secreto que construir y reformar sin permiso desconociendo las consecuencias, es la regla más que la excepción en la cultura española.

Solo en Andalucía se han construido más de 300.000 viviendas de forma totalmente ilegal. Si sumamos las viviendas que se han ampliado o reformado sin permiso, entonces ya hablamos de millones de viviendas en todo el país, de las que los compradores ye incluso propietarios actuales desconocen las consecuencias.

A menudo se trivializa o se oculta que en una propiedad existe una ampliación o renovación ilegal y aunque esté prescrita o tolerada, puede causar problemas graves. “No tienes que demoler y no recibiras multas, está prescrito. No te preocupes”, le dicen al comprador. “Desafortunadamente, tenemos que concluir que por las experiencias de los miembros en nuestro grupo, inmobiliarias y abogados no han sido muy explicitos  sobre las consecuencias. Es por eso que la mayoría de los propietarios aún no conocen realmente su situación y son estos que aparecen en los grupos de facebook recomendando a los profesionales les han hecho comprar un problema, convencidos de que todo se ha hecho bien de forma honesta y confiable. Es muy triste ver como estos profesionales permiten que los compradores incoscientemente especulen con grandes sumas de dinero, a veces incluso la totalidad de su patrimonio o su jubilación.

En realidad, es un comercio de problemas que se va transmitiendo hasta que un (nuevo) propietario experimenta las consecuencias, un juego piramidal.

Preguntese a usted mismo, ¿quién compraría una casa en la que se sabe de antemano que: (1) nunca obtendrá un permiso para reformar o reconstruir; (2) no podrá asegurar, o aunque esté supuestamente asegurada no tiene cobertura y (3) no podrá vender en el futuro debido a una ley que en la transmisión, hará exigible la “Cédula de habitabilidad” ley que se está extendiendo lentamente por toda España. Estas son algunas de las posibles consecuencias de una construcción ilegal o tolerada. Seguramente, nadie compraría y estas casas todavía se están comprando! así que algo extraño está pasando.

Debido a que los propietarios de viviendas se han unido recientemente a través de Casa Propia han puesto por primera vez su dedo en un lugar muy sensible. “No hemos podido encontrar ningúna pagina web de inmobiliarias o abogados donde se explique que lo ilegal, aunque esté prescrito, no está exento de riesgos y que también hable claramente de las consecuencias”, dijo Ralph de Jong iniciador de la comunidad. Pero por desgracia el vendedor también se mantiene callado, claro, porque sabe que mencionar las consecuencias hará prácticamente imposible la venta de la casa. Un doble rasero muy desagradable para los vendedores que alguna vez compraron de buena fe y ahora tienen que mentir para poder vender su propiedad.

Ralph de Jong en la entrada de su finca mallorquina

El propio Ralph fue engañado y mal informado al comprar su finca en Mallorca, a pesar de comprar a través de una inmobiliaria y utilizar un abogado de habla holandes para evitar riesgos. “Como todo el que compra una casa, quería saber lo que iba a firmar”. No se rindió e investigó, hizo algunas publicaciones en Facebook y pronto aparecieron otros propietarios con problemas de todo tipo.

En un corto período de tiempo, la comunidad de Facebook cuenta con más de mil miembros, propietarios y compradores, y el equipo se ha reforzado con coordinadores espanoles, belgas, alemanes, ingleses y suecos para apoyar a los compradores, propietarios y vendedores de varios países. Ralph de Jong: “Esto es algo que concierne a todas las nacionalidades”.

El gobierno facilita

La enorme competencia y las altas comisiones (comisiones del 5% son normales, por ejemplo, para un inmobiliaria y del 1% para un abogado), el hecho casi imposible de que un profesional pueda ser considerado responsable y el control limitado por parte del gobierno, abren la puerta de par en par a estas prácticas engañozas. Y que incluso porque las casas completamente ilegales estén registradas en instancias oficiales como el Registro de la propiedad y el Catastro, es desafortunadamente muy fácil convencer a los compradores de que todo está en orden y engañarlos.

Y así, cada año, decenas de miles de compradores, a pesar de la intervención de profesionales, compran sin saberlo un problema, desde pequeños apartamentos hasta millones de villas. Propietarios que tienen que esperar la benevolencia y arbitrariedad de un funcionario municipal y ese es un resultado impredecible.

La vacuna contra el engaño y el fraude

¿Así que no debo comprar? No al contrario, recomendamos comprar y disfrutar de todo lo que España tiene para ofrecer, pero hágalo de forma segura y sensata. Casa Propia, se creó en enero de este año a partir de un grupo de propietarios que fueron engañados en la compra. Si el control por parte de autoridades es limitado, entonces tenemos que buscar una solución segura nosotros mismos”, pensamos en Casa Propia. Al compartir experiencias, se ha desarrollado una “vacuna” que funciona bien para prevenir el engaño; una inspección de la propiedad independiente. El trabajo lo llevan a cabo arquitectos, economistas y abogados que trabajan según un patrón fijo. De esta forma, cada comprador sabe exactamente lo que está comprando y los posibles riesgos que existen.

Los profesionales firman una declaración de integridad y son supervisados ​​por un comité de arbitraje integrado por miembros de Casa Propia, que refuerzan la ética entre los profesionales. Por eso esta es la forma más segura de comprar una casa y sin problemas. Un buen efecto secundario de la inspección es que los costos para el comprador son más bajos comparando que con el sistema actual. Los abogados normalmente cobran el 1% del precio de compra por un promedio de cuatro horas de trabajo en una transacción de compraventa. Pocos se dan cuenta de que esto equivale de entre 600 € y 6.000 € a la hora. Los abogados que trabajan a través de Casa Propia cobran una tarifa fija de 700 € incluyendo contratos y el analisis de la inspeccíon. Eso equivale a 175 € la hora, por ese dinero tiene un abogado muy bueno y confiable, apoyado por Casa Propia . Así que matarás dos pájaros de un tiro.

Con esto se constituye un medicamento, o una solución estructural, para cualquiera que haya comprado una casa problemática y de buena fe. Porque Casa Propia también quiere jugar un papel significativo para ese grupo, trabajando para que quienes a día de hoy aun no tienen la certeza de que su casa cumple las leyes, se concienticen de que debe ser su objetivo primordial controlar cúal es su situación antes de que lleguen las consecuencias que ya hemos hablado.

Casa Propia es una comunidad sin ánimo de lucro por y para propietarios y compradores de viviendas. Para más información visite nuestra web www.casapropia.es